Bogotá, 13 de abril de 2016.   De esta manera los 116 alcaldes del departamento fueron convocados a liderar los correctivos de la información registrada en las bases de datos del SISBEN a la fecha, al evidenciar inconsistencias o irregularidades en 107.909 registros pendientes por validar.

La circular 01, remitida por el contralor de Cundinamarca y presidente de la Comisión de Moralización, Ricardo López Arévalo, explica que es obligación de las entidades territoriales la implementación, actualización, administración y operación de la base de datos aunque la coordinación, supervisión y administración respecto a las condiciones de ingreso, suspensión y exclusión de las personas está en cabeza del Departamento Nacional de Planeación –DNP.

Al mismo tiempo, hizo un llamado a los personeros municipales y a los procuradores provinciales a asumir, dentro de sus competencias, un control preventivo, actividades de sensibilización de este tema y, principalmente un acompañamiento en el proceso de verificación, validación y exclusión de la base de datos del SISBÉN con el fin de garantizar la protección de los derechos fundamentales de la población vulnerable y la protección del patrimonio público.

Esta tarea articulada, entre administradores, entes de control y vigilancia, y la ciudadanía permitirá asumir las acciones pertinentes para garantizar que las personas registradas en el Departamento cumplan en debida forma las condiciones para acceder a los programas sociales y no se sigan presentado casos aberrantes de personas con altos recursos que le quiten los beneficios que requieren los más necesitados. 

 

ver circular