Boletín No 08. Bogotá, 10 de marzo de 2017. A partir de este lunes 13, los alcaldes del departamento en «jornadas de transparencia en la inversión pública» lideradas por el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo definirán el seguimiento a los 182 contratos de obras inconclusas registradas a la fecha, por un valor de $241.095 millones de pesos.

Los primeros alcaldes citados son los que están en rojo, cuyas obras son verdaderos elefantes blancos y duermen el sueño de los justos, de acuerdo al reporte entregado por ellos mismos el año pasado: Guaduas (20), Sesquilé (13), Paratebueno y Facatativá (9), Bituima y Gutiérrez (7), La Calera (5) y Soacha (3).

Diariamente seis alcaldes se reunirán los lunes y los martes, cada uno durante una hora para fijar los nuevos cronogramas de seguimiento, la convocatoria busca desarrollar mesas de trabajo para fijar las acciones que permitan la culminación de las obras, algunas de las cuales fueron proyectadas desde hace más de 9 años y la puesta en servicio en los sectores de: Agua Potable y Saneamiento Básico    ($114.800 millones); Salud ($56.993 millones); Vías y Urbanismo ($21.755 millones); Deportivos y Parques ($18.324 millones); Edificaciones Varias ($13.665 millones); Vivienda ($7.224 millones); Educación ($6.868 millones); Gas y Energía ($1.467 millones).

En el marco de la rendición de cuentas de la Contraloría vigencia 2016, el contralor presentó en tres árboles el panorama de las obras en el departamento, así:

  1. El árbol seco: muestra en elefantes blancos los 182 contratos que llevan más de 9 años de obras inconclusas por valor de $241.095 millones de pesos.
  2. El árbol verde claro, con elefantes de color gris con “las manos de la transparencia” de la Contraloría, registra las 6 obras que durante 2016, gracias a la gestión del ente de control se reactivaron: Unidad de Víctimas de Soacha $4.623 millones;  Acueducto La Mesa Anapoima $22.000 ($33.000+ $22.000); Pontón Férreo Zipaquirá-Nemocón $147 millones; Centro de Desarrollo Infantil de La Palma $1.794 millones; Patinódromo de Girardot $2.942 millones y la E.S.E. Hospital de la Vega $12.109 millones.       
  3. El otro árbol verde: tiene elefantes con los colores de la bandera del departamento y muestran los 880 contratos suscritos en 2016 y que al igual que los anteriores tendrán vigilancia especial.

El contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo hizo esta convocatoria para que las obras sean puestas al servicio de los cundinamarqueses y que dejen de ser una vergüenza.